La gama de colores de la nueva temporada

CONSEJOS DE MAQUILLAJE Y CUIDADO DE LA PIEL

La gama de colores de la nueva temporada* A GRANDES RASGOS. El maquillaje debe ser fresco, suave y luminoso, pero no recargado y mucho menos con excesos. Es una propuesta fuerte, con personalidad, donde el centro es la mirada, y se logra con poca base y una piel translúcida. Además de los corales se ven rosas, verde aguamarina y verde oscuro con dorado.

* PARA TODAS. La gama de colores de esta temporada favorece a todo el mundo: rubias, morochas y pelirrojas. El rosa y el naranja son tonos dominantes y, como se asemejan al de la piel, a todas les quedan bien, van con cualquier color de ojos y pelo. El azul también domina y acepta toques de coral.

* BOCA. Los tonos que van del colorado al coral, con alto poder cubritivo, combinan mejor con ojos suaves. En este caso, el delineado de la boca, del mismo tono que el labial, contribuye a la durabilidad del color. En cuanto al gloss, habría que usarlo con prudencia ya que la tendencia se inclina hacia los mates nuevamente. En otra onda, se puede optar por el efecto desnudo con colores arena, toffee , rosa pálido o durazno translúcidos. Los perlados y cremosos vigentes son de más larga duración.

* PIEL. Recordar que hay que puede estar espléndida si se la cuida. De día se sugiere un maquillaje que no se note. El efecto es natural, pero a partir de productos que mejoran visiblemente la piel. En esta época la base de maquillaje correcta tendría que cubrir y emparejar el tono, sin producir efecto máscara, con protección solar. Si se quiere aligerar la base, se puede mezclar con algún iluminador satinado, que brinde un efecto de frescura. Además, siempre es mejor aplicar poca cantidad de polvo en la zona T. Otra posibilidad es usar sólo corrector de ojeras, cremas hidratantes con color, libres de aceite y con protector solar.

* OJOS. Para el día, son mejores las texturas mate en beige, arena, rosa, nude, durazno y marrones cálidos. El color elegido, transparente, con delineados esfumados, define la mirada. Los ojos pueden estar tonalizados con sombra dorada compacta satinada o volátil e iluminación en el lagrimal. También puede aplicarse sombra rosa con delineado bronce y máscara de pestañas, acompañados por rubor y boca naranja. Las cejas, prolijas, maquilladas con un tono apenas más claro que el del pelo. Si no, color en el párpado con abundante máscara de pestañas, esfumado, sin marcar la profundidad, con luz por debajo de la ceja y en el lagrimal. De noche, delinear con un lápiz negro intenso en los párpados superior e inferior. Si no, recurrir a un delineador líquido. Inspirarse en los años 60, pero evitando efectos ascendentes muy marcados en favor de trazados más naturales. Dentro de los ojos, lápiz negro o cobre. Y animarse al fucsia, rosa, naranja, verde, amarillo, celeste y al negro. Las sombras gris satinado, acero petróleo o negro intenso marcan la profundidad. Va una abundante máscara de pestañas, y hasta postizas.

* EN SECRETO. Exfoliar los labios dos veces por semana y aplicar un bálsamo hidratante cuantas veces se quiera durante el día. Así, maquillados y cuidados, se verán perfectos. Mientras tanto, para delinear los ojos de día, recurrir a un lápiz fijado con sombra del mismo color. Respecto de la piel, si se quiere destacar el bronceado, usar rubor en tonos neutros, corales, rosas y dorados. Debe aplicarse persiguiendo un efecto rozagante, no tanto para marcar rasgos. Se puede lograr, incluso, con distintos tonos de bases. Para los ojos, tener en cuenta que las sombras acuareladas permiten una fijación más prolongada.

* MUST HAVE 2010. El rubor cremoso satinado en color durazno o rosa no puede faltar. En pieles trigueñas, sumar un toque de bronce. La ventaja de este producto es que da un efecto saludable y no empolvado. Otro producto infaltable es el exaltador del bronceado, suave, con reflejos dorados, que hidratan y emparejan el bronceado e iluminan la piel.

* TEXTURAS. Tener en cuenta que las texturas en crema son fáciles de aplicar. Si se tiene más de 50 años, optar por rubores cremosos con labiales sin demasiado brillo, un delineado de ojos sutil y mucha máscara de pestañas. A los 25 años, van mejor las bases de maquillaje livianas y satinadas; los rubores y las sombras compactos; el delineador de ojos líquido; brillos y máscaras de pestañas de varios colores.